Saltar al contenido
Motocicletas

Cómo evitar que las bisagras de las puertas de su automóvil rechiten

Uno de los problemass molestos que experimentan los propietarios de automóviles, camionetas y SUV es un chirrido difícil de identificar. En algunos casos, es una indicación de un posible problema de seguridad o un componente que está listo para romperse. En otros casos, se debe simplemente a que los componentes necesitan un poco de lubricación para funcionar sin problemas.

Cuando las bisagras de la puerta de su automóvil comienzan a chirriar, desea encontrar la causa y solucionar el problema de inmediato para silenciar el ruido molesto. Es poco probable que desaparezca por sí solo, por lo que es mejor abordar el problema para que pueda disfrutar del silencio una vez más.

Diagnóstico del chirrido

Antes de intentar cualquier reparación o servicio, lo primero que debe hacerse es diagnosticar la fuente del ruido chirriante. Si el ruido ocurre cuando abre o cierra una puerta, entonces es bastante seguro que el chirrido proviene de una bisagra o cerradura de la puerta.

Hay algunas cosas que puede hacer para averiguar con precisión de dónde proviene el ruido. El primer paso en el proceso de diagnóstico es abrir y cerrar la puerta varias veces hasta que esté seguro de que la puerta es de donde proviene el sonido. Generalmente, tres áreas causarán el chirrido: bisagras, sellos y el control de la puerta.

los bisagra es la parte que realmente soporta la apertura y cierre de la puerta. La bisagra se puede oxidar con el tiempo, lo que creará un chirrido o chirrido.

los Junta de goma está ubicado alrededor del perímetro de la puerta y asegura un cierre completo para evitar que el agua y el aire ingresen al vehículo. A menudo acumula suciedad y polvo, que pueden generar ruido al abrir la puerta.

los control de puerta es lo que sujeta la puerta del automóvil al marco y evita que la puerta se cierre una vez que se abre. Es otra área donde puede escuchar el chirrido, que puede ser causado por la acumulación de óxido o suciedad.

Pasos comunes para detener el chirrido

Una vez que haya identificado correctamente la fuente del chirrido, tendrá que detenerlo de alguna manera. En la mayoría de los casos, el chirrido es causado por escombros, por lo que lo primero que debe hacer es limpiar las tres áreas de la puerta que tienen más probabilidades de causar el problema. A veces, simplemente quitar el polvo y los escombros es suficiente para detener el ruido. Un limpiador doméstico básico a menudo funciona con una acumulación ligera, mientras que una acumulación más pesada puede requerir un limpiador automotriz para llegar a la grasa. En todos los casos, un paño de algodón o microfibra es lo suficientemente suave como para no rayar su vehículo.

Una vez que se limpia el área de la puerta, es importante aplicar un lubricante para que todo funcione sin problemas. Sin embargo, es posible que ciertos lubricantes no sean buenos para todos los materiales, por lo que es una buena idea que un técnico profesional lubrique sus bisagras cuando sea necesario.

Problemas mecánicos que hacen chirriar las bisagras de las puertas

Con el tiempo, algunas piezas de la puerta del automóvil pueden desgastarse y deben reemplazarse. Un problema común son las bisagras oxidadas de las puertas de los automóviles. Si bien es posible que pueda limpiar una pequeña cantidad de corrosión, las bisagras que tienen una cantidad excesiva de óxido deberán reemplazarse para detener el ruido. Los casquillos del control de la puerta también pueden ser los culpables del chirrido. Puede que sea necesario apretarlos si se aflojan debido al uso frecuente.

Si limpia las bisagras de su automóvil y aún escucha el chirrido, puede ser el momento de contactar a un profesional para que mire la puerta de su automóvil. La reparación suele ser sencilla y el técnico puede silenciar el ruido para que pueda disfrutar del silencio al abrir y cerrar la puerta de su vehículo.

close