Saltar al contenido
Motocicletas

Síntomas de un cilindro esclavo del embrague defectuoso o defectuoso

SÍNTOMAS DE UN CILINDRO ESCLAVO DEL EMBRAGUE DEFECTUOSO O DEFECTUOSO
Por Dan Collins
Publicado 24 de enero de 2019

Si conduce un automóvil manual y algo no se siente bien con el pedal del embrague, un cilindro esclavo del embrague defectuoso podría ser el culpable. El cilindro esclavo del embrague participa en la activación y desactivación del embrague, lo que lo convierte en un componente realmente importante.

Si algo sale mal con el cilindro, es importante solucionarlo lo antes posible; un cilindro esclavo del embrague defectuoso puede causar problemas de cambio de marcha e incluso dañar la transmisión en algunos casos. Afortunadamente, hay algunos síntomas reveladores comunes a los que debe prestar atención, para que pueda abordar el problema y volver a la carretera.

PEDALES DE COCHE

INDICE DEL CONTENIDO

¿Qué es un cilindro esclavo de embrague?

Los cilindros esclavos del embrague se pueden encontrar en automóviles con transmisión manual. Es una parte importante del sistema de transmisión, que trabaja junto con el cilindro maestro del embrague y otros componentes para desacoplar el embrague cuando el conductor cambia de marcha.

El proceso comienza cuando el conductor presiona el pedal del embrague. Esto hace que el cilindro maestro transfiera la presión hacia el cilindro esclavo. Esta presión se transfiere a través de un sistema hidráulico; moviendo líquido a través del sistema. Cuando el cilindro esclavo del embrague recibe esta presión, se extiende una varilla, que a su vez presiona contra una horquilla o palanca que desacopla el embrague. El sistema permite a los conductores cambiar de marcha de forma suave y segura.

¿Qué puede ir mal?

Debido a que el cilindro esclavo del embrague depende del sistema hidráulico para funcionar correctamente, las fugas son el problema más común que los afecta. Con el tiempo, el uso regular puede desgastar el componente, permitiendo que el líquido de la transmisión en el interior se escape. Esto significa que la presión dentro del cilindro es insuficiente para que éste lleve a cabo correctamente su función de desacoplar el embrague.

Si se ignora, un cilindro esclavo del embrague defectuoso puede causar más daños a su automóvil. Notará que los cambios de marcha se vuelven más difíciles y el pedal del embrague se siente menos sensible. Esto no solo hace que la conducción sea más difícil y menos segura, sino que también puede dañar otras partes del sistema de transmisión.

¿Cuales son los sintomas?

Los cilindros esclavos del embrague no deben ignorarse nunca. Si su automóvil tiene este problema, puede esperar ver los siguientes síntomas:

  • El pedal del embrague se siente suave

Uno de los síntomas más comunes de un cilindro esclavo del embrague fallado es también uno de los más fáciles de detectar: ​​notará que el pedal del embrague se siente "suave" mientras conduce. El pedal ofrecerá a su pie menos resistencia de lo habitual, y este problema generalmente es causado por una fuga en el cilindro maestro o esclavo.

  • Dificultad para cambiar de marcha

Otro síntoma que probablemente notará cuando esté detrás del volante es tener problemas con los cambios de marcha. Es posible que descubra que el pedal del embrague no vuelve a su posición de reposo tan rápido como de costumbre o permanece presionado una vez que ha quitado el pie. Estos síntomas sugieren una falta de presión en el sistema hidráulico que controla si el embrague está activado o desactivado y, a menudo, es el resultado de una fuga en el cilindro maestro o esclavo del embrague. Si el pedal no se levanta del piso cuando quita el pie, el cilindro maestro es el culpable más probable, y debe detenerse tan pronto como sea seguro hacerlo. Conducir un automóvil sin un embrague que funcione es peligroso.

  • Niveles bajos de líquido de transmisión

Si algo se siente mal con el pedal del embrague, es una buena idea verificar los niveles de líquido de la transmisión del automóvil. Si el nivel de líquido es bajo, rellénelo y vuelva a comprobar el nivel poco después. Si encuentra que el nivel de líquido es bajo una vez más, un embrague maestro o un cilindro esclavo con fugas podrían ser la razón.

  • Líquido de frenos bajo o contaminación en el líquido

Revisar el líquido de frenos de su automóvil debe ser su próximo puerto de escala si sospecha que algo va mal con el embrague. Los niveles bajos sugieren una fuga, que podría remontarse al esclavo del embrague o al cilindro maestro. El líquido de frenos contaminado cuenta una historia similar: con el tiempo, los sellos de goma de estos cilindros pueden degradarse, lo que permite que los detritos migren al líquido de frenos a medida que pasan. Afortunadamente, el líquido de frenos contaminado es fácil de detectar; puede esperar que se vea más oscuro de lo habitual y turbio. Si no está seguro de qué líquido de frenos debería parece, busque una botella nueva en su garaje o gasolinera local para tener un práctico punto de comparación.

  • Fugas en el piso o en la bahía del motor

Si el cilindro esclavo del embrague de su automóvil está fallando, también puede esperar ver algunas fugas visibles. Revise debajo de su vehículo en busca de charcos de líquido y también revise el compartimiento del motor. Como se mencionó anteriormente, los cilindros con fugas no pueden mantener la presión necesaria para funcionar correctamente y deben reemplazarse.

  • Ruido inusual del motor

Si nota un ruido fuerte mientras el automóvil está en una marcha y está presionando el pedal del embrague, podría ser que uno de los cilindros del embrague tenga una fuga, por lo tanto, no pueda sostener la horquilla de liberación correctamente en su lugar y desacoplar correctamente el embrague.

Una combinación de estos síntomas es un indicador confiable de que algo no está bien con su embrague, y el cilindro esclavo del embrague es un sospechoso probable. Sin embargo, tenga en cuenta que muchos de estos síntomas podrían ser el resultado de un embrague defectuoso. Maestro cilindro también. Por esta razón, es mejor consultar a un mecánico de confianza para confirmar sus sospechas y ver qué cilindro tiene la falla. Si el cilindro maestro falla, esto suele ser un problema mucho mayor y debe abordarse de inmediato.

Una prueba sencilla

Si tiene algún conocimiento sobre cómo deben verse las cosas debajo del capó, hay una prueba bastante simple que puede realizar en su propio garaje para determinar si tiene un cilindro esclavo del embrague con fugas; necesitará un asistente para que le eche una mano. .

  • Abre el capó y localiza el cilindro esclavo del embrague.
  • En la parte delantera del cilindro, verá una varilla hidráulica; normalmente, presionar el pedal del embrague haría que esta varilla se extendiera
  • Haga que su asistente se suba al asiento del conductor y presione el embrague
  • Mientras lo hacen, verifique si la varilla se extiende
  • Si se extiende, el cilindro está funcionando como debería.
  • Si la varilla no se extiende, es necesario reemplazar el cilindro esclavo

Incluso si su automóvil pasa esta prueba, debe consultar a un mecánico si tiene problemas con el embrague. Por más resistente que sea el mecanismo, todavía hay muchas cosas que podrían salir mal y es probable que las cosas se deterioren si no busca ayuda.

coste de la reparación

Una vez que sospeche que un cilindro esclavo defectuoso es el culpable de los problemas del embrague, el siguiente paso lógico es buscar reparaciones.

El precio exacto variará según la marca y el modelo de su automóvil, la extensión del daño y los costos de mano de obra en su área, pero puede esperar que caiga en el rango de $ 150 a $ 200 tanto para piezas como para mano de obra. Debido a que el cilindro esclavo del embrague es un componente relativamente económico de reemplazar, hacerlo de manera oportuna puede ahorrarle mucho dinero en el futuro, al evitar que el cilindro defectuoso provoque otros problemas.

¿Qué mas puede salir mal?

Como probablemente ya se habrá enterado, el sistema de transmisión de un automóvil es un asunto complicado y, a pesar de su resistencia, hay muchas cosas que pueden salir mal. A continuación, notamos algunos otros problemas comunes relacionados con el embrague:

  • Cables de embrague rotos, estirados o sueltos

En algunos automóviles, un sistema de cables, en lugar de un sistema hidráulico, desacopla el embrague. Con el tiempo, pueden deformarse y dejar de realizar su función correctamente.

  • Escombros en el disco de embrague

El disco de embrague tiene una superficie de fricción en cada lado y actúa como punto de conexión entre el motor y la transmisión. Se puede activar y desactivar, lo que permite que el motor siga girando incluso cuando las ruedas están quietas. Una acumulación de detritos en el disco evita que se enganche como debería, provocando deslizamientos y rechinamiento.

  • Fugas en otra parte de un sistema hidráulico

Los tubos de cobre que conectan los cilindros maestro y esclavo pueden provocar fugas, así como los cilindros mismos, reduciendo la presión en el sistema.

Es una buena idea estar familiarizado con estos problemas, por lo que está en una mejor posición para asesorar a su mecánico en caso de que necesite llevar su automóvil al taller.

EMBRAGUE DEL COCHE

Protegiendo su embrague

El embrague de la mayoría de los autos modernos durará entre 50,000 y 100,000 millas antes de que sea necesario reemplazarlo; es un sistema robusto. Sin embargo, hay algunas formas en las que puede ayudar a aumentar su vida útil:

  • Cambie de marcha con suavidad, familiarizándose con el punto de mordedura de su embrague; presione rápidamente cuando cambie de marcha y suelte a una velocidad constante
  • Deje el embrague presionado hasta la mitad con la menor frecuencia posible; debe presionarse completamente o soltarse por completo
  • Use el freno de mano, en lugar de flotar sobre el embrague, para evitar rodar hacia atrás en un arranque en pendiente.
  • Arranque a bajas RPM, alrededor de 1100
  • Evite acelerar el motor

Fuentes:

  1. Cómo funcionan los embragues - howstuffworks
  2. Cómo purgar un cilindro esclavo - wikiHow

close