Saltar al contenido

Fuga de refrigerante: ¿dónde está el problema y cómo puedo solucionarlo?

🥇🥇 coolant leak
Índice

¿Alguna vez has notado líquido debajo de tu auto? Si es así, esto podría ser una señal de que tiene una fuga de refrigerante. Esta fuga puede ser interna o externa y ambas pueden ser difíciles de localizar. La razón por la que estas fugas suelen ser difíciles de localizar es que el refrigerante gotea sobre el motor caliente y luego se evapora antes de que pueda verlo. Debe dejar de conducir su automóvil tan pronto como note que tiene una fuga de refrigerante.

Si no puede encontrar dónde está el fuga de refrigerante proviene, debe llevar su automóvil a su taller de reparación local. Podrán ejecutar diagnósticos y determinar de dónde proviene la fuga. También podrán darle un precio estimado e informarle cómo repararán la fuga de refrigerante. Es muy importante llevar su automóvil lo antes posible porque podría dañar su motor si espera demasiado. Si daña su motor, su automóvil podría dejar de funcionar por completo y enfrentará costos de reparación muy altos.

Localice la fuga

Entonces, cree que tiene una fuga de refrigerante, pero no sabe de dónde viene. El primer paso es localizar la fuga de refrigerante. Si el refrigerante comienza a gotear sobre el motor caliente, será difícil ver de dónde proviene la fuga. Esto se debe a que el líquido se evaporará tan rápido que no podrás verlo. Además, esta fuga podría ser interna o externa, por lo que lo primero que querrá hacer es determinar eso. Hay algunos consejos diferentes sobre cómo determinar si su fuga de refrigerante es interna o externa.

Busque fugas externas

Es importante asegurarse siempre de que el motor esté frío antes de buscar piezas con fugas. Una vez que su motor se haya enfriado y pueda comenzar a buscar una fuga de refrigerante, primero comience a revisar debajo del motor. Este es un lugar común para que ocurran fugas de refrigerante. Puede usar una linterna para ayudarlo a localizar cualquier signo de fugas de refrigerante. Obviamente, no desea tocar las piezas del motor cuando están calientes, pero hay otra razón más allá de la seguridad por la que debe esperar hasta que el motor se haya enfriado. Esta razón es que el refrigerante no se evaporará si el motor está frío. Esto facilitará la localización de una fuga de refrigerante.

Quizás se pregunte qué debo hacer si parece que no puedo localizar esta fuga de refrigerante con mis ojos. Si no puede encontrar esta fuga a simple vista, la mejor manera es usar una herramienta que presurice el sistema de refrigeración. ¿Entonces como haces esto? Una vez más, querrá dejar que el motor se enfríe antes de hacer nada. Una vez que esté frío, puede presurizar el sistema con una herramienta especial. Querrá dejar que el sistema repose durante una hora con esa herramienta y revisar el motor después de ese tiempo. Si aún no puede localizar una fuga después de una hora, déjela reposar durante 24 horas completas.

Después de haber esperado 24 horas, verifique si puede encontrar alguna fuga o si hay una caída de presión. Si aún no puede encontrar nada después de todo eso, probablemente sea seguro decir que tiene una fuga interna. Prácticamente ha descartado la mayoría de las fugas externas al hacer esa prueba y buscarlas con los ojos. Ahora es el momento de buscar fugas internas de refrigerante.

Compruebe si hay fugas internas

Por lo tanto, no pudo localizar ninguna fuga externa, por lo que ahora es el momento de investigar el interior de su automóvil en busca de fugas. Es importante señalar que la mayoría de las veces estos fugas internas pasan por el motor y se evaporan por el sistema de escape. Como puede imaginar, esto puede ser muy difícil de ver porque se evapora muy rápido. Notará humo blanco saliendo del sistema de escape si esto sucede. Este humo blanco lo alertará de que hay un problema que debe investigar.

Digamos que no nota un aumento en el humo blanco que sale de su escape. Esto significa que tendrá que profundizar en las otras partes de su motor. Hay algunos lugares comunes en los que debe mirar primero y estos incluyen grietas en el bloque del motor, fugas en la junta de la cabeza, grietas en los turbos o grietas en las válvulas. Todos estos son problemas que podrían estar contribuyendo a su fuga interna de refrigerante.

Entonces, quizás se pregunte cómo verifico las partes mencionadas anteriormente. Una forma de hacerlo es quitando las bujías y el colector de escape. Busque fugas o grietas dentro de estas partes. Mientras ya está investigando las partes internas de su motor, revise el aceite de su motor. Si ves que el el aceite es de color marrón lechoso, Lo más probable es que tengas refrigerante en el aceite. Esto significa que su fuga es lo suficientemente grave como para que el refrigerante haya llegado al lugar donde se almacena el aceite. Esto puede conducir a algunos problemas muy serios. Es crucial que deje de conducir hasta que resuelva este problema. Podría dañar seriamente su motor y su automóvil podría dejar de funcionar por completo si este problema continúa por mucho tiempo.

Esto no solo sería una solución muy costosa, sino que también puede llevar mucho tiempo. Es posible que se quede sin automóvil durante un período de tiempo más prolongado mientras un mecánico trabaja en la reparación de su motor. Todo esto depende de la extensión del daño que se haya hecho al motor de su automóvil. Siempre asegúrese de llevar su automóvil a un mecánico para resolver este problema lo antes posible.

¿De dónde puede salir el refrigerante?

Si su refrigerante se está acabando, esto puede generar muchos problemas con su motor. Es muy peligroso porque este refrigerante se usa para enfriar el motor para que no se sobrecaliente. Para evitar que esto suceda, debe revisar su vehículo con frecuencia para problemas con el refrigerante para asegurarse de que puede detenerlos lo antes posible. Cuanto antes se dé cuenta de que hay una fuga de refrigerante, menos daño tendrá el motor. Hay algunas formas diferentes de reparar estas fugas de refrigerante, pero primero debe saber de dónde proviene la fuga. A continuación se enumeran algunos lugares comunes donde ocurren fugas de refrigerante.

El radiador: El radiador es una de las fuentes más comunes de fugas de refrigerante. ¿Por qué es esto? Muchos radiadores tienen un núcleo de aluminio. Esto significa que la fuga puede ocurrir en cualquiera de las juntas que se conectan al radiador. El aluminio es más susceptible a las fugas de refrigerante de arena agrietada.

El embalse: Las fugas de refrigerante pueden ocurrir donde se conectan las mangueras de goma y el motor. Estas mangueras pueden agrietarse y causar fugas de refrigerante. Estas fugas también pueden ocurrir en el depósito, el núcleo del calentador, la carcasa del termostato o el radiador. Con el tiempo, estas mangueras se volverán duras y quebradizas. Esto hace que se agrieten o que las abrazaderas se aflojen y se escape el refrigerante. El mayor indicador de esto es que su manguera se endurecerá.

La junta de la cabeza: La junta de la cabeza es otra área por la que podría estar goteando refrigerante. Esto puede ser difícil de diagnosticar y definitivamente es uno de los lugares más peligrosos para que ocurra una fuga de refrigerante. La razón de esto es que una vez que comienza la fuga, tendrá una cantidad significativa de pérdida de refrigerante. Si este refrigerante se filtra en su motor, tendrá algunos daños graves. Esto podría causar que todo su motor deje de funcionar, lo que significa que su automóvil no funcionará. Si esto sucede, debe esperar pagar mucho dinero para reparar o reemplazar su motor.

¿Qué sucede si hay fugas de refrigerante con aceite?

¿Qué sucede si hay fugas de refrigerante con aceite?

Está increíblemente dañino para que el refrigerante y el aceite se mezclen. ¿Por qué es esto tan peligroso? La razón de esto es que estas dos sustancias son completamente diferentes entre sí. Ambos tienen funciones y propósitos muy diferentes que sirven para el motor de su automóvil. Dado que son tan diferentes, causa mucho daño a su motor cuando se mezclan allí. No están destinados a mezclarse, por lo que siempre se almacenan en diferentes lugares.

Quizás se pregunte cómo estas sustancias son tan diferentes. El refrigerante es como el agua. El propósito del refrigerante es enfriar el motor para que no se sobrecaliente por el exceso de trabajo. El aceite, por otro lado, es una sustancia mucho más espesa. Se utiliza para lubricar las piezas del motor para que puedan funcionar correctamente y limitar la cantidad de fricción que se produce dentro del motor. Como puede ver, estas dos sustancias son muy diferentes y nunca deben mezclarse. Si nota que lo son, debe dejar de conducir su automóvil de inmediato y llevarlo a un mecánico para que lo revise.

¿Debo agregar líquido refrigerante del radiador a mi sistema de refrigeración?

No es una buena idea agregar líquido refrigerante al radiador porque puede obstruir el núcleo del calentador y el radiador. Si bien puede reparar las fugas, también puede causar daños peores en el futuro. A veces, las piezas obstruidas pueden hacer que todo el sistema se sobrecaliente. Esto causará muchos daños a su automóvil e incluso podría hacer que su automóvil deje de funcionar. Esto será muy costoso de arreglar. Debe llevar su automóvil a un mecánico para que arregle la fuga en lugar de agregar líquido refrigerante al radiador. Es mejor que repare o reemplace la pieza.

¿Cómo puedo reparar una fuga de refrigerante?

Ahora que te has dado cuenta de que tienes un fuga de refrigerante, necesitas repararlo. Querrá ubicar su manual de servicio para aprender cómo reemplazar una junta de culata dañada o una pieza del motor. El manual del propietario le dará todas las instrucciones importantes al respecto. Es importante seguir estas instrucciones con mucho cuidado para no terminar dañando nada peor.

Tenga en cuenta que la parte más importante de la reparación de una fuga de refrigerante es el sangrado después de haber terminado. Es fundamental que sangres todo cuando hayas terminado. Este puede ser un proceso que requiere más tiempo porque necesita eliminar todas las burbujas de aire de su sistema de enfriamiento. Si saca su automóvil a dar una vuelta, notará que las burbujas de aire comenzarán a desaparecer. Ayuda a que todo vuelva a moverse después de este tipo de reparaciones.

Conclusión

Ya que fugas de refrigerante son difíciles de localizar, pueden ser difíciles de arreglar. Además, llevará algún tiempo determinar si la fuga es interna o externa. Si no cree que todo esto vale la pena su tiempo y dinero, no se preocupe, tiene otras opciones para considerar.

Ahora, supongamos que no desea gastar el dinero para reparar la fuga de refrigerante. En su lugar, puede vender su automóvil a Cash Cars Buyer y Te daremos dinero en efectivo por ello. Tomaremos su auto en cualquier condición, para que no tenga que repararlo antes de venderlo. Usaremos su automóvil para sus piezas de trabajo, o nuestro equipo reparará la fuga de refrigerante.

Nuestra empresa se especializa en la venta de autos y repuestos reacondicionados. Determinaremos si queremos reparar su automóvil o simplemente restaurar sus partes. Si desea obtener más información sobre cómo vendernos su automóvil, diríjase a nuestro sitio web y Consigue una cotización. También puede llamarnos en cualquier momento para conocer este proceso sin complicaciones. Seremos capaces de responder a todas sus preguntas.

Entendemos que reparar su automóvil puede ser muy costoso y llevar mucho tiempo. Si está buscando comprar un auto nuevo y no quiere arreglar su auto actual, véndanos su auto por dinero en efectivo. Puede usar este efectivo para comprar ese auto nuevo. Póngase en contacto con nosotros hoy para obtener una cotización!

close